Cesta de la Compra

La Cesta esta vacia

REPLICAS DE LOTUS SUPER SEVEN Y COCHES CLASICOS



TECNICAS DE CONDUCCIÓN DEPORTIVA


Posición de manos al volante.

Siempre has de estar entre las 3 y 1/4 y las 2 menos 10 (menos en el caso determinado que se explica posteriormente). Nunca cruces las manos, para el 99% de coches que entramos a rodar en las TPs, no hay curvas en un circuito como el Jarama, que lo requieran. Cruzar las manos sólo puede provocarnos una falta total de control de nuestro vehículo (ya lo estaría evidenciando), y que si tuvieramos que modificar una trazada, por fallo nuestro o por alguna incidencia en pista, o porque tenemos que hacer un contravolante... estaríamos "vendidos".




7*Para las curvas lentas:

Pasa la mano del lado hacia donde vas a girar (en una curva a izquierdas, con la mano izquierda), por encima del volante, tira de él suavemente, acompañando el movimiento de la volante con la contraria.

Para deshacer el movimiento, mientras aceleras, ya saliendo de la curva, vuelve a repetir el proceso de forma contraria, teniendo en cuenta que el esfuerzo de la mano que no usaste, será menor, ya que la dirección ayuda a quedarse en el centro, al igual que el peralte de la salida de la curva.

*Para las curvas rápidas:


Manten la misma posición de manos habitual, o modificala muy ligeramente. Controla el giro de forma suave, aunque con decisión, con la mano contraria a la de la curva (en una curva rápida a izquierdas, la "responsabilidad" está en la mano derecha), y con la otra mano, acompaña el volante.

Para deshacerlo, vuelve tranquilamente el volante a su sitio, pero lo de debes hacer como piloto, no debe ser el coche por sí mismo el que lo haga. Muy importante es no hacer movimientos bruscos que pudieran desestabilizar el coche.




Punta-tacón.

Es hacer un doble embrague, generalmente "falso", es decir, mientras frenas con la punta del pie derecho, dar un golpe de gas con el talón en el acelerador. Esto a la vez que con la mano derecha bajas una marcha y con el pie izquierdo haces el movimiento de desembragado del motor. Todo en un instante.

Debes lograr que cuando embragues el motor en la reducción (soltar el embrague), las rpms conseguidas con el golpe de gas mientras estabas desembragado (con el embrague pisado), sean iguales o muy similares a las que vas a tener en la marcha inferior.

Es conveniente saber hacerlo con soltura, antes de entrar en pista. Muy recomendable sobretodo en vehículos de propulsión (tracción trasera), ya que evitamos que una fuerte reducción bloquee las ruedas posteriores, sin van sin carga, y se alarguen las frenadas.

Haciendo bien la maniobra de punta-tacón, conservaremos mejor la caja de cambios y el embrague. Además, controlaremos mejor las frenadas-reducciones, por lo que, ganamos seguridad y mejoraremos nuestros tiempos por vuelta.

Continuando con la sección Técnica sobre el doble embrague, es obligatorio escribir sobre su maniobra complementaria: punta tacón.

Es una técnica utilizada para apurar la frenada en curva y poder salir de ella lo mas rápido posible, se hacía uso de ella sobretodo en competición en tiempos pasados, pero ahora la mayoría de coches de carreras tienen cambio secuencial, así que solo es necesaria si el cambio es manual.

Como mencionamos antes, esta maniobra se complementa con la de doble embrague. Mientras se frena con la punta del pie derecho, se reducen las marchas rápidamente usando la técnica anterior y con el tacón del derecho se pisa el acelerador. Así, aparte de conseguir mayor efectividad en la frenada por el uso del freno motor y dañar menos la mecánica, se obtiene mejor tracción a la salida de la curva.

Hay tres posturas diferentes con el pie derecho para aplicar la técnica:

    Punta: acelerador, tacón: freno.
    Tacón: acelerador, punta: freno.
    Lateral derecho: acelerador, lateral izquierdo: freno.

Un ejemplo de uso para reducir de 4ª a 3ª:

    Frenar con la parte izquierda al máximo, hasta que bajen las revoluciones del motor.
    Pisar el embrague y sacar la marcha.
    Poner punto muerto, soltar el embrague.
    Acelerar con la parte derecha del pie sin dejar de frenar, hasta conseguir las revoluciones adecuadas. Esto implica una buena forma del tobillo.
    Pisar el embrague nuevamente para insertar la 3ª.

Os dejo aquí el mismo vídeo de la entrada anterior, ya que explica como combinar las técnicas. Y, como dice, intentar esto es peligroso, podéis perder el control del coche.


">





Copyright © 2012 www.cocheslegendarios.com - Todos los derechos reservados