Cesta de la Compra

La Cesta esta vacia

REPLICAS DE LOTUS SUPER SEVEN Y COCHES CLASICOS



¿QUÉ COSAS DEBÉS SABER ACERCA DEL ACEITE DEL MOTOR?




Hay dos cosas vitales que un automóvil necesita para funcionar: combustible –para poderse impulsar- y aceite –para mantener las partes del motor moviéndose.Dado que es un elemento importante para el funcionamiento, aquí te damos cinco consejos básicos que todo conductor debe saber acerca del aceite. Ya sea si tenés un auto nuevo o usado, estas recomendaciones te servirán para darle un mayor cuidado al motor y a mejorar su desempeño.

5 recomendaciones básicas:

1. Aceite mineral o sintético.


Muchas veces cuando hacemos un cambio de aceite nos hacemos la pregunta de si usar mineral o sintético.

El aceite mineral es el que proviene de la tierra y es creado a partir del proceso de refinamiento del petróleo. Este tipo de aceite ha estado desde que existen los autos y son además más económicos que los sintéticos.

El aceite sintético por su parte es más caro, debido al proceso de ingeniería química necesario para crearlo. Tiene como base propiedades del aceite mineral, pero ha sido perfeccionado para poder otorgar más kilómetros entre cambios de aceite, además de tener aditivos para mantenerse limpio y durable. Es también más estable a altas y bajas temperaturas que el mineral. Sin embargo, debido a sus particularidades (especialmente la presión del circuito) los motores viejos aún necesitan aceites minerales.

2. Viscosidad del aceite.

Es complicado cuando vas a comprar aceite todos los envases de tantas marcas prometen cuidar el motor de tu auto y mejorar su desempeño entre otras cosas. Pero aparte en cada uno de ellos vienen impresas letras y números raros.

Esas letras y números no son para otra cosa sino para indicarnos el grado de viscosidad de un aceite. La viscosidad es una medida de como fluye o se mueve el aceite. La Sociedad de Ingenieros del Automóvil (SAE por sus siglas en inglés) prueba todos los aceites a 98.9°C –es la temperatura normal de operación de un motor- y da una calificación de 20 a 60. En diversos envases de aceite se encuentra SAE 20 o SAE40, dos viscosidades comunes por poner un ejemplo.

En climas fríos, la etiqueta puede variar un poco. Se puede encontrar una lectura de 5W-30. El “5W” significa que la SAE ha probado la viscosidad del aceite a una temperatura más baja. Éste será más delgado cuando enciendas el motor en una mañana fría pero se comportará como un aceite SAE 30 a 98.9°C, cuando hayas conducido el auto unos minutos y el propulsor se haya calentado.

En cualquier caso, el manual de usuario o tu mecánico de confianza te pueden ayudar a escoger el aceite más conveniente para tu motor. Sólo recordá que en lugares con temperaturas bajas se necesita un aceite más delgado, mientras en temperaturas altas debés poner uno con mayor densidad. No obstante si escogés un aceite multigrado no tenés que preocuparte por la temperatura.

3. Cuando cambiar de aceite.

Por décadas, se ha usado como regla básica cambiar el aceite de nuestro cada 5.000 Km.

Sin embargo con los avances en el desempeño y diseño de los motores, así como adelantos en la tecnología de los aceite, la mayoría de los autos pueden circular más kilómetros entre cambios de aceites.

Actualmente los vehículos más modernos pueden recorrer hasta 8.000 o 16.000 Km dependiendo del modelo y cómo se maneje. También hay que recordar que los lubricantes tiene un plazo de vencimiento, normalmente un año, independientemente del kilometraje realizado.

Existen vehículos que cuentan con un sistema que monitorea el aceite del auto y alertan al conductor cuándo es tiempo de cambiarlo.

4. Revisar el aceite.


Esto es una práctica muy común que muchos saben hacerlo y que es realmente fácil. No obstante es importante dar algunas recomendaciones que pocos hacen.

Debés revisar el aceite de tu auto cuando esté frío y tiene que estar estacionado en una parte plana, es decir, no debe ubicarse en una pendiente, ya que te puede dar una mala lectura. Levantá el capó de tu unidad y localiza la varilla de medición del aceite, al sacarla limpia con un trapo seco el aceite que traiga -nota al final de la misma las marcas de mínimo y máximo- volvé a introducir la varilla y sácala nuevamente. Ahora verifica donde está el nivel de aceite. Debe estar cerca de la línea de máximo en lugar de la de mínimo.

5. Agregar aceite.

Si al revisar el aceite encontrás que está por debajo del mínimo, necesitas agregar un litro por lo menos y tiene que ser del mismo tipo que usaste en el último cambio.

Para agregarle aceite al motor, localiza la tapa del depósito y agrégalo usando un embudo. Esperá un minuto o dos para que el aceite descienda, después volvé a introducir la varilla de medición para ver en qué nivel quedo.

Es necesario aclarar que no se debe sobrellenar más allá de la línea de máximo. Al poner mucho aceite se puede saturar el cárter y al momento de que el cigüeñal trabaje puede batirlo y convertirlo en espuma lo que causaría una caída en la presión del aceite, así como una crítica pérdida de lubricación en partes del propulsor. Asimismo mucho aceite provoca goteras siendo que el excedente puede forzar sellos o juntas.




Copyright © 2012 www.cocheslegendarios.com - Todos los derechos reservados